>
Plaza de Toros LA CONDOMINA
P.T. MURCIA
FERIA DE MURCIA 2019
FEMUR CART SUP.2019

Autor del Cartel:
MARCOS SALVADOR ROMERA

CARTELES FERIA DE MURCIA 2019
EN EL CORAZÓN DE MURCIA
LOGOTIPO HOTEL

ENLACE WEB HOTEL EN LOGO
RESERVAS TLF. 968 210 455

ARCHIVO
AYTO. DE CALASPARRA
CALASP. ORG

ENLACE WEB OFICIAL

LA JUNGLA RADIO -Reg. de Murcia-
TIEMPO TAURINO. Viernes 10:30 horas. MURCIA 93.6 - LORCA 107.6 - ALMERIA 107.7 CARTAGENA 93.5 - FUENTE ALAMO/LITORAL 89.1
HALL Hotel ARCO De SAN JUAN
ARCO SAN JUAN- HALL

ENLACE EN FOTO

CANTE DE LAS MINAS
FUND CANT MINAS LOGO

FUNDACION CANTE DE LAS MINAS.
LA UNIÓN. -WEB OFICIAL-

LA UNIÓN. MINERA Y CANTAORA
A.LA UNION

FESTIVAL INTERNACIONAL DEL
CANTE DE LAS MINAS.
ENLACE WEB OFICIAL EN IMAGEN

D. ENRIQUE TIERNO GALVÁN
TIERNIO GALVAN

''La contemplación de un hombre justo que murió por los demás no molesta a nadie. Dejénlo donde está''. Dijo el ''Viejo Profesor'' cuando quisieron quitar el Crucifico de su despacho al ser nombrado alcalde de Madrid.

DEL TORO AL INFINITO
DEL TORO AL INFINITO

Enlace Blog

RFTE: GALA NACIONAL 24.02.2019
A.LOGO RFTE.

REAL FED. TAURINA DE ESPAÑA
ENLACE WEB OFICIAL EN LOGO

CARTAGENA ACTUALIDAD
Logo-CTA

ENLACE WEB OFICIAL

ARTURO, »PATENTE DE CORSO»
arturo-perez-reverte

ENLACE WEB OFICIAL DEL GRAN
ARTURO PEREZ-REVERTE.

enero 2020
L M X J V S D
« Dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
MIGUEL HERNÁNDEZ
MIGUEL HERNANDEZ

''LLAMO AL TORO DE ESPAÑA''
ENLACE EN LA FOTO DEL INSIGNE
COMPROMETIDO POETA QUE
TANTO AMO A ESPAÑA
Y A LOS TOROS.

ESPAÑA ES CULPABLE / A.P.R.
ARTURO BYN

ARTURO PÉREZ-REVERTE. Artículo del 11/Septiembre/2017', Publicado en el XL SEMANAL
ENLACE EN FOTO DEL ILUSTRE Y VALIENTE PERIODISTA, ESCRITOR Y ACADÉMICO.

S.O.S. De «TU MEJOR AMIGO…»
PERRO ENTRE REJAS

REFUGIO PERROS ABANDONADOS
COLABORAR SALVA VIDAS.
ENLACE FACEBOOK EN FOTO

CARTAGENA POR LA CARIDAD
logo CC

ENLACE WEB OFICIAL
Y EN FACEBOOK

BIENVENIDA: «ES TORERÍA»
1960-06-16 Antonio Bienvenida Madrid el dia de los 12 toros 001_thumb[2]

ENLACE BLOG
DINASTÍA BIENVENIDA

PICASSO CON LOS TOROS
PICASSO.3.3
TENDIDO CERO. En LA 2 TVE
A.TEND.CERO.REC.

SÁBADOS, a las 14 HORAS.
Recuerdo a ANTONIO BIENVENIDA
3 de Octubre. ENLACE EN LOGO

CIRCULO DINASTIA BIENVENIDA
CIRC. BIENV. WEB.1
CRUZ ROJA ESPAÑOLA
CRUZ ROJA ESPAÑOLA
MEDICOS SIN FRONTERAS
msf_es_logo468x300

ENLACE WEB

AYUDA A LOS POBRES
AYUDA A LOS POBRES

ENLACE WEB

Caritas
Caritas

Enlace Web

H.H. De LOS POBRES
H.H. De LOS POBRES
TNM FACEBOKK
TNM FACEBOKK
Archivos

ARTICULOS

RAFAELILLO, segunda parte entrevista exclusiva en Mundotoro

Rafael Rubio «Rafaelillo» (II) : ‘Cuando se tiene una familia, cuesta más vestirse de luces porque uno tiene mucho más que perder’

EL TOREO, AL DESNUDO El lado más personal del diestro murciano, en exclusiva en Mundotoro antes de su reaparición. LEER MÁS

 

Plazas de toros cubiertas / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

En cualquier aspecto de la vida hay que evolucionar, e ir adaptándose a los nuevos tiempos…

La Fiesta de los toros es un espectáculo, generalmente, caro, aunque no más que el futbol, por ejemplo, y como consecuencia el precio de las entradas ha de ser alto. Ante esos precios, a la hora de decidir ir a la plaza, los aficionados han de pensárselo detenidamente, y más en los tiempos que vivimos. 

Y además el resultado de un festejo depende de múltiples factores (más que en otros espectáculos), entre los que hay algunos parcialmente controlables, como son el juego de los toros durante la lidia y lo inspirado del artista, es decir el torero. Incluso las ganaderías de más prestigio pueden echar una mala corrida, porque lo que el toro lleva dentro nadie lo sabe a ciencia cierta. Por lo que al torero se refiere, ciertamente los hay más predecibles, y otros menos, pero nunca al cien por cien, ya que es un arte y siempre dependerá de lo inspirado que ese día esté el artista. 

Sin embargo, hay una serie de factores, que influyen mucho en el resultado del festejo, y que parece mentira no estén controlados en el siglo XXI avanzado. Me refiero a la lluvia y al viento que, en ferias de primavera y otoño, sobre todo en algunas zonas, tienen gran repercusión. ¿Cuántas veces hemos visto desarrollarse una corrida bajo intensa lluvia- lo cual es muy molesto para torero y público, o con mucho viento, enemigo número uno del toreo? En Madrid es frecuente. 

 A esos factores hemos de añadir otros susceptibles de amplia mejora. Me refiero a la comodidad de algunas plazas, francamente mejorable, y al sol, que media plaza debe soportar. 

Todos estos aspectos se podrían corregir simplemente cubriendo las plazas; todas, pero especialmente las de primera. La persona que paga 30, 40 y  hasta más de 120 euros por una entrada lo menos que puede exigir es cierto grado de comodidad. 

En los años cincuenta y sesenta del siglo pasado era habitual que la parte del sol siempre estuviera llena o casi llena, mientras que la de sombra tenía poca gente. Hoy, afortunadamente, ocurre justo al contrario; prácticamente, en todas las plazas se ve una buena entrada en la sombra mientras el sol está vacio, porque en el año 2020 hay muy poca gente dispuesta a pasarse dos horas, o más, soportando un sol de justicia en pleno mes de julio, agosto o septiembre. Estamos en la época de la comodidad, y pedir sacrificios a la población es perder el tiempo.

Resulta incomprensible que en ferias como las de Valencia, Sevilla o Madrid, de repercusión mundial, todavía queden estos factores al albur climatológico. 

En cualquier aspecto de la vida hay que evolucionar, e ir adaptándose a los nuevos tiempos; lo contrario conduce inexorablemente al desastre. 

En definitiva, creo que cada vez hacemos más a favor de alejar a los aficionados de las plazas, y solo me he referido a aspectos fácilmente evidenciables pues hay otros, algo más ocultos, de los que algún día hablaremos.

RAFAELILLO, entrevista en exclusiva para Mundotoro

Rafael Rubio «Rafaelillo» (I) : ‘Los toreros tenemos que tener asumido que podemos perder la vida’

EL TOREO, AL DESNUDO Entrevista en exclusiva para Mundotoro del diestro murciano tras su cornada en Pamplona. LEER MAS

Los mano a mano / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

Una de las rivalidades más grandes (solo en la plaza) en la historia del Toreo fue la habida entre Lagartijo y Frascuelo; ninguno de los dos jamás rehuyó enfrentase al otro, porque ambos eran dos colosos, dos figurones, pero de verdad.

Un mano a mano entre Enrique Ponce y José Tomás sería un gran acontecimiento a nivel mundial…

A nuestro modo de ver, un mano a mano siempre debe, o debería, tener unas razones, un sentido, un porqué, una rivalidad o competencia entre los acartelados, y el objetivo siempre es el mismo, dilucidar cuál de los dos toreros es superior, o por lo menos cual, ese día, fue superior, quedó por encima del otro.

Sin embargo, actualmente se celebran muchos mano a mano sin el menor sentido; tal vez solo con el objetivo de repartir más entre dos que entre tres. Incluso se han celebrado entre un rejoneador y un torero a pie. ¡Algo descabellado! Ha habido varios. Uno de ellos ocurrió el pasado año 2019 en la Feria de Granada entre Sergio Galán y José Tomás. Se enmascaró diciendo que el rejoneador le abría plaza. Si se quiere hacer una gesta de matar en solitario una corrida, pues adelante, pero no hagan estas pantomimas. La gente fue a ver a José Tomás y prestaba poca atención a lo que hacía el rejoneador.

Incluso algunos tienen una particularidad que no nos gusta, le resta importancia, y es que cada torero lleva sus toros, o por lo menos esa es la impresión cara al exterior. Si deciden enfrentarse dos figuras, o dos toreros, que sea con los mismos toros, todos de Cuvillo, todos de Jandilla, todos de Miura o de Victorino (esto es un decir), etc.

El maestro José Tomás ya se enfrentó a el Juli, en San Sebastián, en 2016, en 2018 lo hizo a Miguel Ángel Perera en Algeciras. Bien, muy bien, y me gustaría mucho que siguiera en esa línea y se enfrentara a las demás figuras del momento, como son Enrique Ponce, Morante, Manzanares, Castella, Andrés Roca, etc., pero este mismo año 2020, porque si decide enfrentarse cada dos o tres años a una figura el gesto pierde casi toda su importancia, incluso   puede que algunos cuando les llegue su turno ya se hayan retirado. De esta forma al final de temporada podríamos decir, ¡el maestro José Tomás es el emperador del toreo, o no!

Un mano a mano entre Enrique Ponce y José Tomás sería un gran acontecimiento a nivel mundial, que toda la afición gustaría ver, pero que nunca verá, y la culpa no es de Ponce. Otro mano a mano de igual nivel, pero en rejoneo, sería entre Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, que tampoco se dará, y los impedimentos no los pondrá Ventura. ¿Se imaginan estos dos acontecimientos en la monumental de Méjico o en las Ventas de Madrid, y televisados para todo el mundo?  Las verdaderas figuras se enfrentan a todos, no rehúyen a ningún compañero, y si lo hacen es porque no son figuras de verdad, son cobardes en este sentido.

Una de las rivalidades más grandes (solo en la plaza) en la historia del Toreo fue la habida entre Lagartijo y Frascuelo; ninguno de los dos jamás rehuyó enfrentase al otro, porque ambos eran dos colosos, dos figurones, pero de verdad.

Manuel Benitez «El Cordobés», la figura con más tirón en las taquillas de todos los tiempos, se enfrentó a todos, y todos los años varias veces, excepto a Antonio Ordoñez, pero no porque le rehuyera sino porque Ordoñez quería cobrar igual que él, cuando todos sabemos que el que llenaba las plazas era Benítez.

Para nosotros el torero que evita enfrentarse a otro, por miedo a que le dé un buen repaso, jamás podrá considerarse figura de verdad.

Por tanto, el mano a mano bien venido sea, pero que sea de verdad, que tenga interés, entre dos toreros del mismo nivel, o entre uno consagrado y otro que quiere quitarle su sitio, y ha hecho méritos para ello, o entre dos con gran rivalidad de la misma ciudad o región, con los mismos toros. En fin, que haya alguna razón real, algún motivo de interés, pero tal como se hace, la mayoría de las ocasiones, está devaluado. Generalmente, en muchos casos, no hay verdadera competición en la plaza, incluso a veces ni hay rivalidad en quites.

La Torería / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

MANOLETE, «Paradigma de la Toreria»

La palabra “Torería”, muy usada en el argot taurino, tiene, a nuestro entender, múltiples matices, e incluso, significados. En el diccionario de la RAE se recogen dos acepciones. a) Gremio o conjunto de toreros b) Maestría, garbo y valor propios de los toreros. La primera es muy clara y concreta, pero la segunda es bastante más amplia y menos precisa.

Se me viene a la mente un artículo que publicó, allá por 1966, Vicente Zabala, en Nuevo Diario, con motivo del anuncio de que Paco Camino mataría seis toros en las Ventas, hecho que no tuvo lugar hasta 1970, en el que venía a decir “…aunque duela a Ordóñez o al Cordobés, Camino tiene más recursos y más torería que los dos juntos”. Pensamos que aquí la palabra Torería se ajusta perfectamente a la segunda acepción que da la RAE.

Pero don Luis Nieto Manjón, en su diccionario de Términos taurinos, añade otro significado: “Forma especial de comportarse los toreros dentro y fuera de la plaza”, que puede tener similitudes con el anteriormente comentado, pero es diferente, y María Mérida, que dedica un libro a este término, lo define como “pensar, hablar, sentir, actuar, comportarse y estar siempre en torero”. Se parece mucho a la opinión del maestro Antonio Ordóñez, para el que Torería es, “hacer en todo momento vida de torero y dejar constancia de ello en la plaza”.

Todas las acepciones que hemos citado son, naturalmente, acertadas, pero creo que aún hay más matices. Así, a veces decimos de un torero que tiene mucha Torería, queriendo decir algo más, referente a su forma de ser, estar y actuar en cada situación, fuera y dentro de la plaza. Es algo que se tiene o no se tiene, pero al que lo tiene le delata como torero. Es algo que permite al ver pasar a un hombre, o al verle comportarse, y sin conocerle poder decir, ¡ahí va un torero, o ese es torero! Hay algo especial en su forma de vestir, de hacer el paseíllo, de moverse en la plaza, de hablar, de caminar en la calle, etc., por eso, para nosotros esta Torería se puede definir como, “elegancia natural, señorío, respeto y distinción; todo ello dentro y fuera de la plaza”. Creemos que, en este sentido, el paradigma de la Torería fue Manolete.

El volapié de Camino / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

El volapié de Paco Camino reúne tres condiciones fundamentales: «Mucho Valor, Mucho Arte y Tirarse a Matar de Verdad».

El maestro Camino decía, y dice, que una vez que ha hecho el esfuerzo de pasarse el toro por la barriga muchas veces, vale la pena hacer el esfuerzo de tirarse de verdad a matar.

A lo largo de la historia ha habido grandes estoqueadores como Salvador Sánchez “Frascuelo”, del que Cesar Jalón dijo: «Le basta un estoque para mantenerse a la par de Lagartijo”, y Cossío dice: “Con el estoque, su personalidad fue cimera entre cuantos especialistas de cualquier época han alcanzado renombre”. Entre lo más grandes también es obligado recordar al gran Machaquito, pero limitándonos a los que nosotros hemos visto, es decir, a todos desde 1950 hasta nuestros días, podemos citar  una larga lista de toreros que han brillado especialmente en la suerte de matar, como Rafael Ortega, Jaime Ostos, José Luis Galloso (que realizaba la suerte de recibir cuando prácticamente nadie la hacía), José Miguel Arroyo “Joselito”, Ignacio Uceda Leal, Juan Jose Padilla (muy seguro), el Fandi,  José Mari Manzanares pero, en nuestra opinión, por encima de todos ellos está el maestro Paco Camino, en nuestra opinión y en la de muchísimos profesionales.

Cada uno de los citados buscó su propia técnica,  sin salirse de los cánones clásicos, para hacer la suerte de matar, y de todos quizás el más  seguro fue el maestro de la Isla, Rafael Ortega, que ejecutaba el volapié con mucha pureza, y el más variado José Mari Manzanares, que hace el volapié y la suerte de recibir casi al cincuenta por ciento, y muy bien  ambas, pero Paco Camino hacia la suerte de matar, casi siempre al volapié aunque también practicaba la suerte de recibir con alguna frecuencia, con ARTE; el único que así lo ha hecho. Su volapié tenía, como todo su toreo, dos características fundamentales: Una enorme facilidad y mucho arte. Entraba a matar con tal naturalidad que daba la impresión de que lo hacía sin el más mínimo esfuerzo ni riesgo. En la figura 1, mostramos un volapié, a un toro de Torrestrella en Bilbao, del maestro Camino. La mejor fotografía de un volapié que yo he visto. Es sencillamente perfecto.

Entendemos nosotros que para realizar bien la suerte de matar hacen falta tres cosas:

a) Mucho valor, puesto que se le pierde la cara al toro, aunque sea una milésima de segundo, y además se hace viniendo el toro hacia el triángulo de Scarpa y yendo el torero hacia la cara del toro. Hay que confiar en que el toro obedecerá al toque con la muleta y no soltará la cara al pasar el torero, pues si lo hace cornada segura.

b)Mucha inteligencia para saber exactamente cuándo ha llegado el momento de matar, en que lugar hacerlo, en la suerte natural o en la contraria, a que distancia hay que colocarse según sea el toro, como ha de darse el toque con la muleta (más o menos fuerte, y a que altura), y luego ser capaz de arrancar en el momento justo, a la velocidad justa (si pasa a mucha velocidad tiene más posibilidades de pinchar en lugar erróneo, y si pasa demasiado despacio corre el riesgo de recibir una cornada), para que cuando el toro tiene la cabeza humillada, debido al toque con la muleta, pasar y clavar justamente en el hoyo de las agujas, haciendo la espada un ángulo, con  la horizontal del toro, de unos 60ºC (no 45 como se suele decir), para herir los vasos fundamentales que ocasión la muerte rápida del toro.

c)Tirarse a matar de verdad. Todos los toreros nos dirán que cuando se tiran a matar de verdad, entregados, casi siempre lo matan a la primera, pero es que ello es muy difícil. No es fácil coordinar todo lo anteriormente expuesto, y menos fácil es tirarse de verdad, para lo cual, como dijimos, se necesita mucho valor, por lo que, si el torero sabe que no cortará trofeos, porque no hay una buena faena previa, hacer ese esfuerzo le cuesta un mundo.

El maestro Camino decía, y dice, que una vez que ha hecho el esfuerzo de pasarse el toro por la barriga muchas veces, vale la pena hacer el esfuerzo de tirarse de verdad matar.

Nosotros le hemos visto muchísimas veces hacer el volapié, y también la suerte de recibir, de forma perfecta, pero siempre recordaremos un toro que le echaba la cara arriba cuando él intentaba meter la espada, y lo resolvió con enorme inteligencia y sangre fría: Se perfiló, echó la muleta hacia delante y abajo, pero no arrancó él, con lo que el toro levantó la cabeza y en ese momento arrancó (el siguiente movimiento del toro seria lógicamente bajar la cara al comprobar que él no había arrancado), aprovechando que el toro bajó la cabeza para pasar y meterle la espada hasta los gavilanes.

Frecuentemente, cuando había realizado una faena de triunfo, e iba a coger la espada de verdad a las tablas, los banderilleros le decían, ¡este hay que matarlo! Él  contestaba, ¡tranquilos, que este no se va!, y no se iba.

En los años sesenta y setenta, todos o casi todos los cronistas decían que el Viti era el que mejor mataba los toros, del escalafón (En la Maestranza pinchó un toro cuatro o cinco veces y a cada pinchazo le aplaudían, porque decían que lo hacía perfecto), hasta que en cierta ocasión, ya retirado, le hicieron una entrevista al maestro Viti y le dijeron, ¡póngase una nota con el capote la muleta y la espada! Contestó: Con el capote un 6, con la muleta un 8 y con la espada un 4. El entrevistador sorprendido le dijo, ¡pero como se pone solo un 4 con la espada, si es el que mejor mata los toros!, a lo que replicó, no, ¡el que mejor mata los toros es Paco Camino!

A partir de ese momento todos los cronistas cambiaron de parecer, y empezaron a ensalzar al maestro Camino como un gran estoqueador. Antes me costó más de una discusión con “entendidos”, por defender yo que el maestro Paco Camino era el que mejor mataba los toros. Así es la vida.

La chicuelina de Camino / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

No he visto una chicuelina tan a ritmo, tan a compás, con tan tanta sutileza, con tanta sensibilidad como la del maestro Camino, que la elevó a la máxima categoría.

La chicuelina, suerte inventada por Manuel Jiménez “Chicuelo” era, hasta que llegó el maestro Paco Camino, un pase menor, un adorno, que ejecutaban muchos toreros al realizar quites; resultaba vistoso, pero nada más, aunque tiene su importancia, porque hay un momento en que se le pierde la cara al toro.

Realmente nació como un recorte improvisado por Chicuelo en Valencia, durante las Fallas de 1920. Al dar una verónica, el toro se le quedo corto y para quitárselo de encima recurrió a este recorte, que como nunca antes se había visto el público reaccionó sorprendido con una gran ovación. Lógicamente el torero se dio cuenta de que había inventado una suerte y trató del perfeccionarla y repetirla en otras plazas. 

El día 10 de Julio de 1925 la hizo en Madrid con un impacto enorme, y es a partir de ese momento cuando adquiere verdadera relevancia. Así nació la chicuelina que tanto hoy se prodiga.

Pero en la década de los sesenta llega el maestro Camino, que la hace más o menos como todos los toreros, pero con un sello propio de sutileza, de pellizco, con más ritmo que los demás, que realmente hacían un recorte, a veces demasiado brusco, aunque vistoso, como Manolo González, Diego Puerta, hasta que en el San Isidro de 1963 Paco Camino inventa una chicuelina que ha quedado para la historia, al menos en nuestra opinión, como la más bella, con más duende, de las que se han realizado. La inventó en un toro de Galache, que embestía con mucha clase y ritmo. Como se venía despacio, el maestro se colocó de frente, le echo el capote adelante y se lo trajo toreado, vaciando la embestida con las muñecas, por detrás de su cuerpo, al mismo tiempo que lo giraba hacia el lado contrario del de salida del toro. La plaza se puso de pie, como enloquecida, porque no había visto nunca algo tan bello, tan cadencioso, tan a compás. Aquella tarde Paco Camino cortó cuatro orejas en Madrid y yo lo vi.

Y partir de ese día la realizó infinidad de veces, siempre con gran impacto en los públicos, de tal manera que cuando Paco Camino se disponía a realizar este quite había un runrún en la plaza que estaba expectante ante lo que iba a presenciar.

Después, todos los toreros la han querido realizar como Camino, pero nadie lo ha logrado, si bien han surgido variedades muy bellas, como la de José María Manzanares, que la realizaba con la manos muy bajas (quizás demasiado barroca), o el Juli, que la hace con el compás abierto. Finito de Córdoba también la hace bellísima, pero yo, al menos, no he visto una chicuelina tan a ritmo, tan a compás, con tan tanta sutileza, con tanta sensibilidad como la del maestro Camino, que la elevó a la máxima categoría, cuando antes de llegar él era solo toreo muy secundario, y así sigue en la mayoría de los toreros.

Camino elevó la chicuelina a categoría de joya del arte de torear, para paladares exquisitos.

Correr los toros / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

He hablado con ganaderos y con toreros sobre ello y cada uno tiene su opinión, con diferentes matices.

A los toros se les exige en la plaza un esfuerzo monumental; ser atletas de élite durante 15-20 minutos. Si embargo sabemos que los dos o tres meses previos a su lidia suelen estar recluidos en un cercado, por lo que andan poco, hacen poco ejercicio.

Es por ello que algunos ganaderos tienen por costumbre correrlos diariamente, o varios días a la semana, o al menos obligarles a andar una determinada distancia ya preestablecida en los llamados correderos (toródromos), para mantenerlos en forma. Realmente esto equivale al entrenamiento de un deportista. Si un futbolista no ha entrenado bien a las dos carreras (a los 20 minutos de partido) ya no puede respirar, en cambio, si ha entrenado duro aguantará, a buen nivel, todo el partido. Esto parece lógico, y bueno para el posterior resultado en la plaza, sin embargo, hay opiniones varias al respecto.

He hablado con ganaderos y con toreros sobre ello y cada uno tiene su opinión, con diferentes matices.

Hay ganaderos partidarios de correrlos, otros de que solo anden cada día durante un tiempo (lo cual para algunos no sirve de nada), otros de ninguna de las dos cosas. E igualmente los toreros opinan de diferente forma. Los hay que consideran una buena práctica el obligarles a hacer ejercicio, aunque para unos basta con que anden y otros creen mejor que corran, pero también los hay enemigos de dicha práctica, pues argumentan que luego en la plaza sacan demasiado fondo, lo que dificulta realizar faenas como hoy se exige, prácticamente perfectas, torear muy despacio. Y, sobre todo, si el toro sale malo y quiere coger, con tanto fondo, les hace pasar un muy mal rato.

Nosotros, sin tener la autoridad de los ganaderos ni de los toreros, que son los que se ponen delante, pensamos que puede ser positivo por las razones siguientes:

  1. a) Hoy en día las faenas suelen ser muy largas y el toro tiene que durar mucho, para lo cual necesita estar físicamente muy en forma
  2. b) Sabemos que el toreo es emoción, y esta llega, fundamentalmente, cuando el toro tiene poderío suficiente, para repetir sus embestidas una y otra vez, aunque naturalmente con calidad. Si el toro a la segunda serie ya se está parando, y para sacarle un pase es necesario citarle una y otra vez, y darle muchos toques, la faena se viene abajo en seguida.

Pensamos que los buenos toreros podrán con la embestida, aunque sea repetida, si bien entendemos que cuando el toro es tobillero, o de los que reponen y sueltan la cara con demasiada frecuencia, si además físicamente está muy fuerte el torero lo pasa mal.

El Toreo actual casi perfecto / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

Y en los años venideros el Toreo continuará evolucionando para mejor.

Hoy en día se torea muy bien, casi perfecto (entre otras razones porque el toro tiene más calidad en su embestida), pero no caigamos en el error de confundir lo bonito con lo perfecto, que puede pasar. A veces el torero compone muy bien, se pone muy bonito, pero el toro no va toreado.

 No obstante, debemos recordar que el Toreo es un arte, y el arte no es perfección, es sentimiento, diferencia, estética e inspiración. Por eso hablar de perfección es inexacto. Cada torero deberá expresar su arte como lo sienta, y eso será la perfección en él. Podrá tener más o menos verdad, dificultad, estética, pero es su arte. Y en la plaza a unos emociona más el arte de uno y a otros el de otro, como ocurre con el cante, el baile, la pintura, etc., porque el arte no es ciencia, es sentimiento.

Desde el año 1950, que estoy viendo toros, ha habido toreros que fueron muy poderosos como Luis Miguel Dominguín, Miguel Mateo «Miguelín», otros más artistas como Antonio Bienvenida, dotado de gran torería; Antonio Ordoñez grandioso y muy completo torero en todos aspectos, que aportó profundidad al toreo, aunque en nuestra opinión Paco Camino fue más profundo, además, dotado de la cabeza más clara que ha habido en el toreo; Curro Romero trajo la hondura (el compás), aspecto en el que Pepín Jiménez ha sido un privilegiado.

En los tiempos actuales tenemos toreos muy profundos, como Miguel Ángel Perera, El Juli, otros muy profundos y puros como Paco Ureña, otros muy hondos como Morante. Si bien para nosotros Finito de Córdoba aúna estética, elegancia, profundidad, hondura, empaque y técnica, en definitiva calidad, como ningún otro.

Roca Rey creemos que ha encontrado su toreo, y en él está progresando mucho; puede ser una figura de época.

A pesar de lo mucho que este año se ha hablado de Emilio de Justo y Pablo Aguado, creo que ambos están todavía buscando su toreo, pero con posibilidades de consolidarse como figuras, para lo cual tendrán que mejorar con la espada.

Morante, sin la profundidad ni el empaque de Finito, hace un toreo muy hondo, pasándoselos muy cerca y vaciando la embestida detrás de la cadera con gran ortodoxia. ¡Un grandioso torero!

José Tomás es un caso aparte por lo poco que se prodiga, pero sin duda es un torero excepcional, de época, que además de torear con mucha profundidad lo hace con enorme verdad.

Pero creo que, debido a las Escuelas Taurinas que desempeñan una importantísima labor, hay cierta tendencia a torear todos casi igual, tal vez porque empiezan ya conociendo muy bien la técnica, aprendida en la escuela. Actualmente puede ocurrir que cuando un chaval empieza a torear con caballos conozca más de la técnica de torear de lo que sabía un matador, con varios años de alternativa, en otros tiempos. Pero a pesar de ello, insistimos, en general hoy se torea muy bien, como nunca antes se había toreado. Y en los años venideros el Toreo continuará evolucionando para mejor.

¡ENHORABUENA MAESTRO PEPIN JIMÉNEZ! / Por Rafael COMINO DELGADO

PEPIN JIMENEZ (Foto: CANO)

<<LECCIONES MAGISTRALES>> Por RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

El pasado día 22 de noviembre, el maestro Pepín Jiménez recibió la muy merecida Medalla de Oro de su ciudad natal, Lorca, por lo que le doy mi más sincera enhorabuena.

R. COMINO

Cómo ha recordado mi gran amigo Pepe Castillo, en Torosnoticiasmurcia.com, hace aproximadamente un año, nosotros, solicitábamos al ministerio de Cultura, la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes del Toreo precisamente para el maestro de Lorca. Y lo hacíamos porque entendíamos y entendemos que tiene méritos sobrados para ello, pues es uno de los toreros más artistas, con más sensibilidad y buen gusto toreando que ha dado la Tauromaquia, yo diría que en todos los tiempos.

Pepín Jiménez tenia, y tiene, aunque ya no está en activo (pues con eso se nace y se muere) algo especial, algo que se le quedaba al aficionado tatuado en la mente y en el corazón para siempre. Valía la pena ir a verle porque con un solo lance o con solo muletazo era capaz de poner de pie a la plaza entera, de emocionar al buen aficionado. Para ser original y distinto, hasta lo era a la hora de liar la muleta al perfilarse para matar. Lo hacía distinto a todos.

El maestro Pepín Jiménez tiene, entre otras muchas virtudes, algo que solo da Dios a algunos muy elegidos, y es la “personalidad”. Si Pepín Jiménez hubiese nacido en Sevilla, con toda seguridad se le hubiese valorado mucho más de lo que se le ha valorado. Fíjense en Pablo Aguado, un buen torero, cuyo concepto me gusta, pero que comparado con el maestro de Lorca aún no ha hecho casi nada en el Toreo, y ya lo están poniendo a la altura de Pepe Luis Vázquez o Pepín Martín Vázquez. Así son las cosas en esta vida, aunque para los buenos aficionados lo mismo da donde naciera, siempre le considerarán un artista único, un torero excepcional.

Como era de esperar el ministerio de Cultura no escuchó mi petición y dejo desierto el galardón, no concediendo dicha Medalla al Toreo en 2018, simplemente porque era un gobierno antitaurino, y me temo que este año hará lo propio, pues se aproximan nubarrones en el horizonte que presagian un gobierno mucho más antitaurino que el de entonces, que ya es decir, no obstante  yo insisto y la vuelvo a solicitar, por si llega a oídos de alguna mente sensata en el ministerio, y me hace caso.

Al mismo tiempo sugiero al Ayuntamiento de Lorca, que por sus hechos parece ser mucho más sensato, más justo y más sensible que el ministerio de Cultura, que el maestro Pepín Jiménez sea nombrado Hijo Predilecto de la ciudad, cuyo nombre siempre ha llevado con dignidad y orgullo por todo el orbe taurino.

 

ENLACES RELACIONADOS:

Don Pepin Jiménez y Don Rafael Comino Delgado, «hace un año…» – PEPIN JIMENEZ, recibe la Medalla de Oro de LORCA

Don Pepin Jiménez y Don Rafael Comino Delgado, «hace un año…»

Se ha cumplido un año desde que nuestro gran amigo D. Rafael Comino Delgado, desde esta web con la que tiene la generosidad de colaborar e ilustrarnos con sus doctos conocimientos, solicitara para el Maestro PEPIN JIMENEZ la Medalla de Oro de las Bellas Artes; rescatamos aquel brillante cabal articulo con motivo de la Medalla de Oro que ha recibido en su amada Lorca natal.

«Medalla de Oro de las Bellas Artes para PEPIN JIMENEZ» / Por Rafael COMINO DELGADO

<<LECCIONES MAGISTRALES>>

Yo solicito que la Medalla de Oro de las Bellas Artes al Toreo del Ministerio de Cultura, le sea concedida al maestro Pepín Jiménez, porque en nuestra opinión es de justicia, tiene méritos sobrados.

15 / Nov. / 2019. Por RAFAEL COMINO DELGADO. Hace aproximadamente una semana recibimos dos buenas noticias para el mundo del Toreo: La concesión del Premio Nacional  de Tauromaquia al maestro Juan José Padilla y la concesión de la Medalla de Oro del Club Taurino de Lorca al maestro Pepín Jiménez. Dos premios más que merecidos por ambos maestros, pero nosotros nos vamos a referir  al segundo, a Pepín Jiménez, al que damos la enhorabuena, y también se la damos al Club que se lo ha concedido, pues creemos que ha sido un gran acierto.

Y nos vamos a referir a él para solicitar, desde mi modestia, que se le conceda la Medalla de Oro de las Bellas Artes del ministerio de Cultura.

Este premio empezó concediéndose a toreos ya retirados que habían destacado especialmente por su concepto artístico del Toreo, como lo fueron los maestros Antonio Ordoñez, Curro Romero, Rafael de Paula, Paco Camino (aunque a este se le concedió demasiado tarde y, además, luego la devolvió porque consideró que las cosas no se estaban haciendo de forma correcta. No es hombre dado a las falsas adulaciones), etc. etc.

Luego empezó a concederse, basándose más que en los méritos artísticos en otros no siempre justificados suficientemente, es  decir, empezó a politizarse en demasía este honor. Los políticos de turno tenían sus amigos, y saltándose todo tipo de buen criterio y justo hacer, lo concedían precisamente a su amigo o recomendado, en algunas ocasiones.

Pero bueno, hemos de partir de la idea de que cualquier torero puede merecerlo, pero es conveniente hacer las cosas con una elemental dignidad, justicia y sentido común, con un mínimo decoro, para evitar que a algún torero, con muchísimos méritos, se le tuviese que conceder a título póstumo (ocurrió con otro Pepín, pero de apellidos Martín Vázquez), y por la gran presión social, cuando en justicia se le tenía que haber concedido muchísimos años antes.

No sé en quien recaerá este año dicha medalla al Toreo, pero si se que lo merece, y mucho, el gran toreo de Lorca. En artículo previo, publicado en este mismo medio, ya dejamos bien clara nuestra opinión sobre la Tauromaquia de Pepín Jiménez. Es un torero, aunque esté retirado, de los que dejan huella, de los que con un par de muletazos o lances te llega al alma, te pellizca en el sentimiento, y aquello se le queda a uno para siempre grabado, tatuado en la retina y en el corazón.

El premio u honor se llama, Medalla de Oro a las Bellas Artes, luego por lógica debería primar el Arte, y de este a Pepín Jiménez le sobra en grandes cantidades, le reboza por todas partes.

Es un toreo de los de personalidad, de los que nada más verle piensas, este es diferente a todos, no se parece a nadie, te dice algo muy bello y muy profundo.

Por todo ello yo solicito que la Medalla de Oro de las Bellas Artes al Toreo del ministerio de Cultura, le sea concedida al maestro Pepín Jiménez, porque en nuestra opinión es de justicia, tiene méritos sobrados.

Muy probablemente la de este año, que se entregará en 2019, ya esté asignada. Si así fuese, el tiempo sigue y los encargados de tal concesión deberían, si son buenos aficionados y personas ecuánimes que pretenden hacer justicia, otorgársela en el próximo año. Es nuestra opinión, respetando naturalmente cualquier otro parecer, aunque pienso que muy pocos buenos aficionados se opondrán a nuestra petición. ENLACE RELACIONADO

ESPERAMOS Y CONFIAMOS: «TODOS PODER CELEBRAR QUE A DON JOSÉ JIMÉNEZ ALCÁZAR, «PEPIN JIMÉNEZ», EL MINISTERIO DE CULTURA SE DIGNE OTORGARLE LA MEDALLA DE ORO A LAS BELLAS ARTES, por derecho natural que merece, avalado por los excepcionales valores que atesora, como ARTISTA Y COMO BELLISIMA PERSONA, que dignifica en grado excelso la GRANDEZA DE LOS VALORES DEL TOREO.

Las banderillas / Por Rafael COMINO DELGADO

<LECCIONES MAGISTRALES> POR RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

En artículo anterior nos referíamos muy superficialmente, a las banderillas y las lesiones que pueden causar al toro, a veces tan importantes que repercuten muy negativamente en su posterior comportamiento.

En un principio las banderillas se llamaban “avivadores”, queriendo significar con ello que se pretendía estimular al toro, tras haber sido picado, para que embistiese

A lo largo de la historia hay muchos casos en que han causado lesiones importantes en el torero, incluso hasta la pérdida de un ojo. En otras ocasiones una banderilla, suelta sobre el ruedo, se ha clavado en el pie de un  torero o en el toro. Hemos visto casos de banderillas que se han desprendió del toro y se le han clavado sobre un ojo, con lo cual ese toro ya ha quedado inutilizado para la lidia. A veces, al ponerlas el banderillero lo hace sobre un lugar que molesta mucho al toro, pues cae sobre la cara, en una mano, etc., y a partir de ese momento cambia completamente su forma de embestir.

Actualmente se emplean banderillas retractiles y colgantes que disminuyen el riesgo de lesiones sobre el torero, pero no el que puedan desprenderse del toro y clavársele en otro lugar, o quedar sueltas sobre la arena y clavársele al torero.

Los veterinarios don Julio Fernández  Sanz y don Fernando Gil Cabrera aseguran, tras muy serios estudios científicos, que: a) Es en la piel del toro donde hay más receptores del dolor, y  al ser estimulados con puya o banderillas se produce gran cantidad de beta endorfinas, que disminuyen, o casi hacen desaparecer, el dolor del toro, pero en cambio le estimulan a embestir; b) La sangre que el toro pierde debido a la puya o a las banderillas, aunque sean de mayor tamaño (las negras), es insignificante para atemperar su embestida; c)Tienen  una parte metálica de 6 cms. que se introduce en el toro, más la fuerza que imprime el torero al clavarlas, hace que ahonden 3 cms. más , es decir, en total unos 9 cms., con lo cual si se  ponen muy traseras pueden llegar al pulmón, lo que ocasionaría neumotórax al toro, con sus muy negativas consecuencias, pero incluso poniéndolas sobre la cruz, al profundizar 9 cms. pueden llegar a la articulación de las paletillas con la columna, y por tanto lesionar vertebras o ligamentos alterando el aparato locomotor del toro.

Todo cuanto acabamos de exponer nos lleva a pensar que es necesario modificar las banderillas actuales, conservando el que cumplan la misión para la fueron diseñadas, es decir, estimular al toro. Bastaría disminuir la longitud de la parte metálica, por lo menos a la mitad, solo 3 cms., suficientes para estimular la piel, que se produzcan beta-endorfinas y se atenúe el estrés, induciendo el toro a embestir.

Si se les quita el arpón, y esto lo pensamos nosotros, se caerían tras ser clavadas, y de esta forma desaparecería el posterior riesgo para el torero y para el toro, antes descrito.

Lo cierto es que realmente es una suerte muy bella, independientemente de dichos riesgos, y entendemos que lo verdaderamente importante es que el banderillero haga bien la suerte, aunque después se caigan. Es cierto que tendrían que ser recogidas por los banderilleros de la misma cuadrilla, para que no quedasen sobre la arena, si bien ello no sería un gran inconveniente, pero resolvería muchos efectos negativos que pueden tener, con el actual sistema que, dicho sea de paso, ha sido muy mejorado, por lo que se refiere a las lesiones sobre los toreros, al introducir las retráctiles y/o colgantes.

Es nuestra opinión, que seguro tendrá detractores y algunos adeptos.

Articulos en Blog del toro al infinito.

Brillante y emotivo Concierto XIII Edición Cartagena por la Caridad / Crónica: Ramón Galindo – Fotos: Luis Godinez

Las Unidades de Música de la Academia General del Aire y de Infantería de Marina ofrecieron un EXCEPCIONAL CONCIERTO, magistralmente dirigido por el Comandante Jaime Enguidanos -TERLEV- y el Capitán Jose Manuel Castelló -A.G.A.-; con las actuaciones del gran tenor cartagenero Pablo Martinez Gil y la Escuela Municipal de Danza de Cartagena.

Las Dos Unidades de Música de nuestras Fuerzas Armadas recibieron dos bellísimas esculturas del gran artista cartagenero Juan José Quirós.

RAMÓN GALINDO

CARTAGENA (Murcia). Jueves, 14 nov. 2019. Crónica: RAMÓN GALINDO – Fotos: LUIS GODINEZ. Por estos tiempos que corren, conjugar diversión, emoción, vocación, patriotismo y solidaridad al mismo tiempo, puede parecer un cocktail imposible de conseguir. Pero, la asociación CARTAGENA POR LA CARIDAD, ha vuelto a hacerlo posible una vez más.
Para alcanzar tan satisfactorio y oneroso resultado, sólo la tenacidad y el «savoir faire» de su Presidente, Don Matías Barco Cabrera, el pasado sábado, 9 de noviembre, pudieron hacerlo posible en su XIII Edición.  

Los ingredientes tuvieron que ser de primera calidad: Las Unidades de Música del Tercio de Levante de la Infantería de Marina (la más antigua del mundo) «tan arraigada a nuestra ciudad»; su sinónima de la Academia General del Aire, con base en San Javier; el gran tenor cartagenero Pablo Martínez, que interpretó sensacionalmente conocidas romanzas de nuestra zarzuela y Escuela de Danza Municipal; y todo, sobre las tablas del incomparable escenario del Auditorio «El Batel», cedido para la ocasión por el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad, gala acertadamente presentada y con locución en off en el inicio por el prestigioso comunicador unionense Pepe Castillo Abreu ¡Pero sobre todo por el entusiasmo y la generosidad del público de Cartagena!

Un cuidado, a la vez que tradicional, innovador e ingenioso programa musical, que a los sones de los instrumentos que en manos de los profesores músicos de ambas Unidades Militares, sonaron al unísono en perfecta armonía y fantásticamente dirigidos por sus respectivos Directores: El Comandante D, Jaime Enguidanos y el Capitán D. José Manuel Castelló, que se alternaron en un «mano a mano» a la batuta, y fueron el principal fondo, adornado por los graciosos y españolísimos movimientos de los mantones de Manila de las adelantadas alumnas de la Escuela Municipal de Danza.

De principio a fin se mantuvo la especial atención de un Batel que, un año más, registró una impresionante entrada. Comenzó el gran concierto con la proyección de una fotografía del Santo Padre Juan Pablo II, escuchándose de su propia voz el inolvidable mensaje que pronunciara en las Jornadas Mundiales de la Familia: «Al volver la mirada atrás y recordar estos años de mi vida, os puedo asegurar que vale la pena la causa de Cristo…», seguidamente se interpretó  el primer tema «Jesús Crist, you are my life», de Marco Frisina, con arreglos y dirección del Comandante D. Jaime Enguidanos, durante este tema se proyectó un vídeo resumen de entrañables momentos desde los inicios de Cartagena por la Caridad. Especial momento fue el tema dedicado a nuestra Semana Santa, con la marcha procesional «Caridad chica», compuesta por el General Músico D. Francisco Grau Vegara, recientemente fallecido, y a quien, al finalizar, el comandante Enguídanos, partitura en mano, le hiciera un emotivo brindis al cielo.

Fue la interpretación de la «Marcha Real» (antigua marcha de granaderos y adoptada como Himno Nacional) -la que puso el broche de oro- y que se escuchó con el mayor respeto con un público emocionado y puesto en pie; pero, no fue sólo en este momento, consiguieron poner varias veces más en pie a la totalidad del público que derrochó aplausos al final de todos los temas, e incluso antes de finalizarlos.

Cabe resaltar, la interpretación del pasodoble «Suspiros de España» (considerado por algunos eruditos, como un segundo himno nacional) que a pesar de la inicial voluntad de su compositor, de que fuera una marcha militar, terminó alcanzando la máxima cota de popularidad, cuando a partir del final de los difíciles años 30, Juan Antonio Álvarez Cantos le puso la letra y que, primero la voz de Estrellita Castro, y Concha Márquez Piquer después, que goza del privilegio de ser el nexo de unión de las llamadas «Dos Españas» (alegoría del famoso poema de Antonio Machado); pues, además de ser cántico nostálgico de la emigración española del siglo pasado, también fue sintonia principal de la comunista en el exilio «Radio Pirenaica» (Que emitía clandestinamente en la postguerra desde Moscú), y al mismo tiempo melodía de amplio arraigo patriótico, que fue compuesta en una mesa del desaparecido «Café España» de la Calle Mayor de esta ciudad departamental, por el Maestro Antonio Álvarez Alonso en el año 1.902, cuya inspiración para su título -también desvirtuado de su origen- fue el del local donde se compuso y el típico pastel cartagenero de avellana caramelizada y merengue que allí se servía, y que se estrenó ese mismo año, por la banda de música del Tercer Regimiento de Infantería de Marina (hoy Tercio de Levante) que aún entonces ocupaba para su guarnición, el ala más a levante del edificio del antiguo Hospital de Marina (hoy Universidad Politécnica) mientras la de poniente se dedicaba a la labor sanitaria militar, y que a partir de principios de los años sesenta los ocupó plenamente, cuando se estrenó el Cuartel de la Algameca y los Infantes de Marina se guarnecieron allí, donde permanecen en la actualidad.

Pero si «Suspiros de España» y el broche de la Marcha Real fueron emocionantes, la interpretación de «El Sitio de Zaragoza», (entre otras) o «Las Corsarias» –que fue acompañada rítmicamente por los aplausos y cantada por la totalidad del aforo- no lo fue menos, y, como siempre, la letra de «la banderita roja y gualda» consiguió con su lacrimógeno efecto, vitrificar los ojos de tan divertido, emocionado y patriótico público.

Un público entre los que se encontraba la Madre Superiora de las Hermanitas de los Pobres, Sor María Teresa Ortega, acompañada de varias hermanas y un nutrido grupo de mayores residentes en la institución, Doña Violante Tomás –Presidenta de Honor de Cartagena por la Caridad- y «lo más granao» de la trimilenaria, entre ellos: La Vicealcaldesa Dña. Noelia Arroyo, el Vicealmirante D. Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo -Jefe de Acción Marítima de la Armada- y el Comisario de Policía D. Damián Romero acompañados de sus respectivas esposas, así como el Coronel Director de la AGA, D. Manuel de la Chica Camuñez y el Teniente Coronel D. José Carlos Del Corral Lara -Comandante del Tercio de Levante- al que le acompañaban su segundo, el Teniente Coronel D. Álvaro Del Rincón, el Suboficial Mayor D. José Vicente Nieves Pedreño, el Comisario Honorario D. José María García, el profesor D. José Ojados, los artistas Pedro Diego Pérez Casanova y Fernando Sanez de Elorrieta, entre otras autoridades, diputados regionales y concejales, así como un ya nombrado distinguido público.

La lista de agradecimientos, aparte de los antes citados, es larga. Pero no debo, ni quiero dejar en el tintero al General de Brigada D. Carlos Pérez-Urruti Pérez, al Coronel D. Evaristo Gutiérrez del Castillo, ambos del Cuerpo de Infantería de Marina y al Coronel del Ejército del Aire D. Miguel Iborra Ruiz, que por motivo de sus actuales destinos fuera de Cartagena no pudieron asistir, pero sin cuya entrega en la causa, no hubiera sido posible el evento.

Caridad es el nombre de nuestra Patrona y caridad fue el principal objetivo, orgullosamente alcanzado, por la asociación del mismo nombre, CARTAGENA POR LA CARIDAD, cuyos beneficiaríos fueron: Las Hermanitas de los Pobres, la Asociación Española contra el Cáncer y Debra Piel de Mariposa.

A lo largo de la singladura de Cartagena por la Caridad han sido destacados los artistas que han colaborado altruistamente por la causa, este año, se ha unido como Hermano Benefactor el ilustre gran escultor cartagenero Juan José Quirós; así, dos bellísimas esculturas de Cristo creadas para la ocasión por el ilustre artista nacido en el cartagenero Barrio de Santa Lucia, fueron entregadas al Tercio de Levante de Infantería de Marina y a la Academia General del Aire, que recibieron sus respectivos citados coroneles. Del mismo modo, se entregaron sendas placas conmemorativas al tenor Pablo Martínez Gil y a la Escuela Municipal de Danza de Cartagena, recogida por su encantadora directora Doña Elena Capdevila Alcalde. 

Digno de resaltar de tan loable labor, de tan cristiana Asociación Cartagenera, tan humilde, brillante y desinteresadamente liderada por D. Matías Barco Cabrera, a quien desde aquí, valga y quede constancia de la admiración de nuestra ciudad, y de la propia de quien ha tenido el honor, de firmar y rubricar esta crónica.

Reformas urgentes / Por Rafael COMINO DELGADO

<LECCIONES MAGISTRALES> POR RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

En diversos medios y en diversos artículos, hemos expuesto repetidamente que la suerte de varas se realiza muy mal, razón por la cual no cumple los objetivos para los que se diseñó, al contrario, lo que hace es estropear a un alto porcentaje de toros que hubiesen embestido bien de haber sido correctamente picados.

Nos consta, porque hay varios estudios al respecto, que solo en un pequeño porcentaje de casos (4-5 %) la puya se coloca en su lugar correcto, que es el tercio posterior del morrillo, y así mismo nos consta, porque también hay estudios, que la puya profundiza hasta 4 veces su longitud, que es de unos 7 cm, contando la pirámide más las cuerdas, es decir que pude profundizar, cada puyazo, hasta 28 cm, con lo cual, al estar fuera del morrillo, en muchísimas ocasiones, lesiona la articulación de las paletillas con la columna vertebral (esto altera la capacidad de movimientos del toro, y por tanto su embestida), e incluso puede llegar al pulmón, lo que le ocasiona un neumotórax y consiguiente asfixia, y el toro  se para. Se dice, ¡el toro se ha parado muy pronto, le ha faltado raza! Lo que le ha faltado es aire (oxigeno). Esto lo saben los veterinarios que se dedican al ganado de lidia; el que no lo sepa lo único que tiene que hacer es irse al desolladero y realizar autopsia a todos los toros; comprobará que es así. Y si lo saben los veterinarios también deben saberlo los ganaderos.

Pero ni unos ni otros levantan la voz y exigen que se pique bien. Todo el mundo calla, no sé por qué, pues esto perjudica a la Fiesta en general.

Otro día hablaremos de las banderillas, que en más ocasiones de las que se puede pensar penetran hasta el pulmón, pues tienen un arpón de 6 cm., más la fuerza que imprime el banderillero hace que penetren hasta 9 cm, por lo que si están en un lugar donde la piel del toro es más fina y hay menos musculatura debajo, penetra hasta el pulmón.

También hemos publicado diversos artículos denunciando las deficiencias de los reglamentos taurinos vigentes, que dejan bastantes aspectos poco claros, y otros los tratan erróneamente.

Por tanto, pensamos que es urgente, muy urgente reformar la suerte de varas, que está haciendo un mal enorme a la Fiesta, y de no hacerla bien puede que en pocos años desaparezca.

También es necesario reformar el reglamento taurino, y hacer uno solo para toda España. El que las comunidades tengan el suyo propio solo sirve para satisfacer el ego del político de turno y crear confusión.

Williams Cárdenas entrevistado en el portal «Pureza y Emoción»

«La Tauromaquia tiene un valor cultural monumental como para andar a escondidas o acomplejados. Si no creemos en ello, pues dediquémonos a otra cosa»

Hablamos con el presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia, entidad que hace 15 años comenzó una silenciosa e importante lucha. «El Proyecto Tauromaquia-UNESCO no es una batalla, es una guerra larga. No necesitamos pregonarla, necesitamos ganarla».
Miércoles 13 de noviembre de 2019. Publicado en www.purezayemocion.com – Por David Zamora – Tras el reciente viaje a México del diplomático y abogado experto en derecho internacional Williams Cárdenas Rubio, a la vez, presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT), a su regreso de Tlaxcala, donde ha participado en un importante Encuentro Internacional para tratar sobre la situación de la Fiesta de los Toros en los países de Iberoamérica y Europa, hemos querido conversar con él sobre el trabajo tan importante que vienen realizando… Entrevista en ENLACE

Sentimiento torero / Por Rafael COMINO DELGADO

<LECCIONES MAGISTRALES> POR RAFAEL COMINO DELGADO -Catedrático de la Universidad de Cádiz-

Ser torero o tener sentimiento torero, es un estado de ánimo que algunas personas tienen, que nace en lo más íntimo de su ser, llamémosle mente, alma, psique o espíritu y, generalmente, se asocia a una serie de valores que tiene la persona como son respeto, amor a la verdad, valentía, seriedad, dignidad, ética, moral.

Decimos que ser torero es una profesión, y lo es, pero muy distinta a todas las demás, porque para ejercerla se requiere sentir con mucha fuerza, muy profundamente, muy íntimamente aquello que se hace. Desearlo con todas sus fuerzas, hasta el punto de estar dispuesto a perder la vida con tal de hacer lo que se desea, que es torear. El torero se siente atraído, arrastrado hacia el toro por una intensa fuerza de la que no puede libarse. Por tanto, ser torero es una profesión determinada por una intensa vocación.

El maestro Víctor Méndez dijo, en entrevista que le realizaron en 1994, “Los toreros lo somos obedientes a un destino, impulsados por una fuerza misteriosa que nos ha llevado a serlo”, y el maestro Agustín Parra “Parrita” decía que, “Torear es veneno único, que solo conocemos los que somos toreros”.

El Toreo conlleva riesgo, y ese riesgo crea en el torero (artista) un terrible dilema: Por una parte, su instinto de conservación (como en todo ser vivo) le aconseja la huida, la protección; y por otra parte su irrefrenable sentimiento torero, el instinto   de artista, que le arde en el interior, le empuja hacia el toro, para expresarse, aunque para ello tenga que poner en riesgo extremo su vida. Finalmente triunfa su instinto torero, su sentimiento toreo sobre el de conservación y le lleva a torear arriesgando su vida.

El torero tiene ese sentimiento no porque él quiere tenerlo, sino porque ha nacido con él. Igual que el que se enamora no es porque quiere sino porque se siente atraído hacia esa otra persona, o el religioso siente con muchísima fuerza interior la necesidad de entregarse a la vida religiosa.

Pues bien, ese sentimiento torero solo lo tienen unos pocos elegidos y de esos pocos, pocos son capaces de llegar a ser toreros de verdad, porque es extremadamente difícil. Hay que crear una obra de arte en diez minutos jugándose la vida.

Cuando los antitaurinos les llaman asesinos a los toreros, solo puedo pensar de ellos que son ignorantes y malnacidos. ¿Qué saben ellos lo que un toreo siente en lo más íntimo de su alma, de su ser?  Les es imposible comprenderlo, y siempre les será porque no tienen capacidad para ello, son demasiado superficiales.

Ignoran que no hay ser en el mundo que ame, que quiera con todas sus fuerzas, y respete tanto al toro como un torero.

A los antitaurinos les pediría, aunque me temo que no me escucharan, que hablen con los toreros, peros con seriedad, profundidad y sinceridad, que cada uno exprese lo que siente hacia el toro y los animales en general. Que hablen tratando de ponerse en la piel del otro, escuchando con atención al interlocutor, y luego juzguen; no condenen de antemano.

Y sobre todo les pediría que se informen bien sobre qué es la Tauromaquia, como nació, como ha evolucionado, qué significa, cuál es su porqué, pues no he encontrado un solo antitaurino que conozca, ni siquiera mínimamente, la Tauromaquia.  Deberían saber, que como dijo el gran psicólogo americano  Wayne Dyer, “El nivel más alto de ignorancia es cuando se rechaza algo de lo cual no se sabe nada”, y el poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán,  Johann Wolfgang von Goethe  decía  que, “nada hay más terrible que la ignorancia activa”, y ellos en materia de Tauromaquia son totalmente ignorantes, pero  muy activos a la hora de oponerse violentamente a ella.

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance